Aprovechad bien el tiempo de pantalla

Stephanie Murray

un hombre, una mujer y una niña viendo juntos la televisión

Cuando terminó la película que estábamos viendo en familia, vi que mi hija pequeña estaba sentada en silencio con lágrimas en los ojos. Y eso que era una película infantil adorable sobre cachorrillos. ¿Qué pudo hacer brotar esas lágrimas? \"El señor ha dejado a Tiny en la puerta y se ha ido\", fue su respuesta. Se refería a un personaje que había dejado a un cachorro en la puerta de la casa de un niño como regalo sorpresa de cumpleaños. Mientras veía la película, mi hija sintió un vínculo emocional con Tiny y la empatía que experimentó por el perro trajo consigo un abanico de emociones nuevas y reales.

El contenido multimedia en general y las series de televisión en particular tienen el poder de conmovernos. Los niños y los adultos formamos vínculos especiales con los personajes que vemos en el televisor. Como espectadores, entablamos relaciones emocionales con personajes de televisión similares a las amistades que tenemos en el mundo real.

\"Para los niños, sus personajes favoritos se convierten en amigos de confianza\", afirman Sandra Calberty y Melissa Richards en un nuevo estudio que cuenta con el apoyo de la Fundación Nacional de Ciencias. Los niños pequeños tienen mayor probabilidad de mostrar respuestas emocionales ante situaciones que ven en pantalla. Según Common Sense Media, los niños menores de ocho años \"no pueden distinguir entre los hechos y la fantasía, por lo que puede que procesen una situación ficticia como procesarían una real\". Desde luego, esto describe el caso de mi hija y las emociones genuinas que sintió hacia el cachorro de la película.

Los personajes del contenido multimedia también tienen la comodidad añadida de que son predecibles. Son personajes de confianza que representan una historia sin sobresaltos en un decorado agradable. Esto supone un momento de calma y seguridad para los niños pequeños, que tienen que lidiar con muchas experiencias que no les son familiares. Esto ayuda a explicar por qué mis hijos pueden ver el mismo episodio de su serie favorita una y otra vez, y por qué no podemos olvidarnos en casa el peluche del personaje favorito de mi hija cuando vamos a comprar, a la biblioteca o al dentista.

Teniendo esto en cuenta, ¿qué pueden hacer los padres para aprovechar estas relaciones amistosas y agradables con personajes a fin de fomentar el crecimiento académico y social de sus hijos?

Ved contenido en familia.

En el vídeo Parenting Minutes: Cómo hacer que el tiempo frente al televisor sea tiempo de aprendizaje se muestra la importancia de ver contenido con tus hijos para ayudarles a comprender qué están viendo y cómo aplicarlo al mundo que les rodea. Para los niños de entre dos y cinco años, la academia estadounidense de pediatría recomienda limitar el tiempo de pantalla a una hora al día de programas de alta calidad. Los adultos pueden aprovechar al máximo estos momentos viendo con sus hijos una serie y hablando sobre ella. Cuando haya terminado el episodio, pregúntale a tus hijos qué han visto. A lo largo del día, puedes recordarles aspectos importantes de la historia que guarden relación con vuestro día a día.

Id más allá de la serie leyendo un libro relacionado con ella.

Muchos personajes de contenido multimedia se pueden encontrar tanto en la pantalla como en las páginas de un libro. Pregunta en la biblioteca de tu barrio dónde están los libros basados en las series favoritas de tus hijos o pide recomendaciones sobre temas relacionados. Como se recomienda en el vídeo Parenting Minutes: Lectura con los niños, leed en el idioma que habléis en familia o elaborad una historia basándoos en las imágenes.

Incluye a personajes para practicar rutinas familiares.

Haz que el personaje favorito de tus hijos os ayude a practicar cómo lavarse los dientes, cómo ir al baño o cómo elegir la ropa.

Usa a personajes para enseñar lecciones importantes.

Los niños pequeños pueden tener dificultades para expresar emociones fuertes. Aprovecha la comodidad que dan estos personajes televisivos y pide a tus hijos que hablen con sus personajes favoritos. Di a tus hijos que recuerden un momento de la serie en que el personaje haya tenido un problema y cómo lo resolvió, como cuando Daniel Tigre se puso triste al ver su tarta despachurrada.

Fomenta las capacidades de escritura tempranas de tus hijos a través de un personaje que sea su amigo por correspondencia.

Anima a tus hijos a que dibujen o escriban cartas a su amigo-personaje. Contesta con una carta escrita desde el punto de vista del personaje.

Compartid la experiencia con un familiar.

Una pregunta tan sencilla como \"¿Qué ha pasado en el episodio de hoy?\" puede ayudar a los niños a desarrollar competencias de lectoescritura de forma temprana. Al planteársela, les estás pidiendo que recuerden y resuman información, y que expresen sus opiniones. La próxima vez que tus hijos hablen con un familiar que vive lejos, ya sea por teléfono o en persona, anímales a que expliquen el argumento de la serie y por qué les gusta o no les gusta un personaje.

Observa cómo afecta a tus hijos el contenido multimedia.

La academia estadounidense de pediatría destaca la importancia de la programación de alta calidad que incluye personajes agradables y amables. Echa un vistazo al contenido que van a ver tus hijos antes de que lo vean ellos. Common Sense Media ofrece herramientas que te pueden ayudar a evaluar la calidad de una serie, película o programa. Bloquea los que no sean apropiados para la edad de tus hijos y habla con tu pediatra si te preocupa que puedan estar expresando una amistad nociva con personajes de televisión.

Recuerda que los niños crecen rápido, como sus intereses. Ver la misma serie una y otra vez puede parecer redundante, pero fomentar esas relaciones con personajes multimedia puede ser muy provechoso para ti y para tus hijos. Además, no tardarán mucho en engancharse a otra serie con una canción nueva que no te podrás quitar de la cabeza.

Aprovechad bien el tiempo de pantalla se publicó originalmente en PBS Kids.