¿Cuánto tiempo deben pasar los niños frente a la pantalla?

Los niños pasan más tiempo que nunca frente a las pantallas y cada vez a edades más tempranas. Para ayudar a las familias a limitar el tiempo que sus hijos usan los dispositivos, colectivos como la Academia Americana de Pediatría (AAP) y la Organización Mundial de la Salud (OMS) han publicado directrices sobre el tiempo máximo que se ha de pasar frente a las pantallas, pero la realidad es que no hay un número mágico que funcione para todos. Lo más importante es la calidad de los medios infantiles, cómo encajan en el estilo de vida de las familias y cómo interactúan con ellos los niños.

La idea de que el tiempo de pantalla es una realidad unidimensional está cambiando. Incluso la AAP, que basaba sus normas sobre el tiempo de pantalla estrictamente en la edad, reconoce que no todo el tiempo cuenta igual. Los ordenadores, los tablets y los smartphones son dispositivos polivalentes que se pueden usar para muchos propósitos. Aun así, la OMS sigue proponiendo límites de tiempo de pantalla concretos apoyándose en la teoría de que las actividades sedentarias, como jugar a videojuegos, contribuyen a la epidemia mundial de obesidad. Sin embargo, considerar meramente \"tiempo de pantalla\" a todo uso de dispositivos es un enfoque demasiado reduccionista. El censo de Common Sense sobre el uso de los medios por parte de adolescentes y preadolescentes clasifica el tiempo de pantalla en cuatro categorías principales.

  • Consumo pasivo: ver la tele, leer y escuchar música
  • Consumo interactivo: jugar y navegar por Internet
  • Comunicación: chatear por vídeo y usar redes sociales
  • Creación de contenido: usar los dispositivos para crear arte o música digital

Sin duda, hay muchas diferencias entre estas actividades. No obstante, por muy valiosas que sean muchas de ellas, es importante que los niños las compaginen con otras experiencias enriquecedoras en el mundo físico para llevar una vida lo más saludable posible. Los siguientes consejos pueden serte de ayuda:

  • Presta atención a cómo actúan tus hijos mientras ven la tele, juegan a videojuegos o pasan el rato online, así como al terminar de hacerlo. Si usan medios de calidad y apropiados para su edad, se comportan de forma positiva y alternan el mundo digital con actividades saludables en el mundo real, no hay de qué preocuparse.
  • Si te preocupa que tus hijos pasen demasiado tiempo frente a pantallas, puedes crear un horario adaptado a tu familia. Por ejemplo, puedes establecer límites de uso semanales, restringir los tipos de dispositivo que pueden usar y fijar normas sobre las actividades que pueden realizar o los programas que pueden ver. Ten en cuenta la opinión de tus hijos para diseñar un plan que conjugue la alfabetización mediática con el autocontrol, así como para descubrir qué les gusta ver, enseñarles programas y aplicaciones nuevos o reservar una noche para ver una película en familia.

Las directrices de la AAP, publicadas en octubre del 2016, señalan que los niños menores de 2 años pueden pasar algo de tiempo frente a pantallas y recalcan la importancia de que los padres se involucren sea cual sea la edad de sus hijos. En resumen:

  • Si tu hijo/a tiene menos de 18 meses, evita el uso de dispositivos con pantallas para otros propósitos que no sean hacer videollamadas.
  • Si tu hijo/a tiene entre 18 y 24 meses y decides que empiece a usar los medios, procura encontrar programas y aplicaciones de calidad que puedas ver con ellos o donde puedas jugar tú también.
  • Si tu hijo/a tiene entre 2 y 5 años, limita el uso de las pantallas a 1 hora al día y procura que solo vean programas de calidad.
  • Si tu hijo/a tiene más de 5 años, crea un plan de medios para tu familia con reglas coherentes y asegúrate de que se cumpla.

La mayoría de las familias pasan por periodos en los que los medios se usan en mayor o menor medida. La clave para asegurar el bienestar de los niños es encontrar un equilibrio.

¿Cuánto tiempo deben pasar los niños frente a la pantalla? se publicó originalmente en Common Sense Media.