Ideas para chats de vídeo con niños

Rebecca Parlakian

un hombre y un niño pequeño mirando un ordenador

Mi hija Ella tenía cinco años y acababa de superar su primera enfermedad estomacal. Unos días después, mi hija y mi madre estaban hablando por chat de vídeo y Ella mencionó su nuevo juego favorito: hacer que sus ponis de juguete vomitaran. La pequeña sostenía un poni delante de la cámara y le hacía inclinarse mientras imitaba el sonido de unas arcadas. Mi madre, que es la abuela más paciente y comprensiva del mundo, cogía un osito de peluche y también le hacía vomitar frente a la pantalla. Las dos siguieron con el juego varios minutos. ¿Qué mejor ejemplo de la magia del chat de vídeo?

Dejando a un lado los vómitos fingidos, el chat de vídeo es una herramienta fantástica para estar en contacto con familiares y amigos que viven lejos. Es una manera de pasar el tiempo frente a la pantalla muy diferente de las demás porque los niños reciben reacciones individualizadas y oportunas a los gestos, las expresiones y el lenguaje que usan. En un estudio sobre el chat de vídeo se demuestra que los niños e incluso los bebés pueden aprender durante estas interacciones en directo. Otra gran ventaja del chat de vídeo es que los niños pequeños acaban reconociendo a las personas que ven en esas interacciones y entablando relaciones con ellas. Esto es una gran alegría para los abuelos que viven lejos de sus nietos, ya que gracias a esta tecnología los más pequeños tardan poco en reconocer sus caras. De hecho, el chat de vídeo es una herramienta tan eficaz y positiva para crear vínculos y formar relaciones que la academia estadounidense de pediatría no la considera tiempo de pantalla tradicional.

Ahora bien, ¿cómo puedes conseguir que esta tecnología sea lo más provechosa posible para tus hijos?

Sé "las manos y el corazón" de la persona que está al otro lado de la pantalla. Cuando la persona que aparece en pantalla "hace cosquillas" en la barriga a tu bebé virtualmente, puedes hacer lo propio en la vida real. Cuando los abuelos se acercan a la pantalla para "dar un beso" a tu hijoa, puedes dárselo en la mejilla. Al desempeñar este papel, el adulto que está junto al niño fomenta la relación entre este y la persona que ve en pantalla.

Explica las dificultades técnicas que os encontréis. Aclara por qué la persona con quien estáis hablando por chat de vídeo parece que se ha quedado "congelada" o por qué se ha cortado la llamada. Explicar estas experiencias con palabras que puedan comprender los niños les ayuda a entender mejor la tecnología.

Deja que los más pequeños cojan las riendas de la tecnología cuando vayan haciéndose mayores. Por ejemplo, los niños de entre uno y tres años pueden aprender a tocar el botón para llamar o colgar. Los niños adquieren estas nociones antes de lo que esperas. Un ejemplo de esto es que hace poco, durante una llamada virtual, la hija de siete años de una amiga mía le dijo a una compañera girl scout:"¡Tienes que activar el sonido!".

El otro elemento clave es hacer de los chats de vídeo una experiencia social donde participen todas las partes. Si conseguís esto, en los chats de vídeo tendréis la sensación de estar jugando juntos a pesar de estar separados.

Pon en práctica estas ideas y actividades para que tus hijos interactúen con la persona al otro lado del chat de vídeo:

  1. Probad a cantar canciones infantiles o de cualquier otro género, bailar juntos o jugar al cucú tras o al escondite de tal manera que los adultos y los niños puedan hacerlo a través de la pantalla. Imprime estas letras de canciones para cantar con Daniel Tigre.
  2. Leer en voz alta también es una actividad fantástica para los chats de vídeo. Los abuelos y el resto de la familia pueden leer algo a tus hijos, o bien los niños de más edad pueden practicar leyendo a la familia. Coge de la estantería el libro favorito de tus hijos o prueba una de las historias de Daniel Tigre.
  3. Haced la misma actividad a ambos lados de la pantalla. Por ejemplo, compartir un tentempié suele hacer las delicias de los más pequeños. También podéis jugar con un coche de juguete mientras los niños hacen lo mismo con sus cochecitos.
  4. Las marionetas y los peluches vienen de perlas para fomentar el juego a través de la pantalla. Crea tu propia marioneta de calcetín o imprime a los personajes de El Gato Garabato y la Cosa 1 y Cosa 2 para montar una función de marionetas.
  5. Propón a tus hijos que entrevisten a sus abuelos, tíos, a otro familiar o a un amigo y que les pregunten cosas sobre su infancia, como: "¿Cómo era tu barrio?" "¿Cuál era tu juguete favorito?" Coge ideas para las preguntas del juego Arthur's Family History Fun o escribe las respuestas en esta ficha imprimible.
  6. Disfrutad de las posibilidades que ofrecen los chats de vídeo y pasad un buen rato jugando en familia. Con el juego Pinkamazing Family Game, podréis hacer mímica, bailar, cantar y dibujar siguiendo las divertidas indicaciones que se mostrarán en pantalla. También podéis imprimir el juego de mesa Pirates and Peaches Board Game de Peg + Cat y embarcaros en una alucinante aventura de piratas.

El chat de vídeo es el antídoto perfecto contra el aislamiento que muchas familias están sintiendo ahora a raíz de las medidas de confinamiento. Como todos nosotros, los bebés y los niños pequeños disfrutan de lo lindo cuando tienen la oportunidad de conectar con las personas que les quieren y, lo que es más importante, que les entienden. Usar la tecnología para hacer surgir la magia cuando todos necesitamos un poquito de cariño es todo un truco de padres expertos.

¿Estás buscando más ideas? Aquí tienes algunas actividades más para que os lo paséis en grande hablando por chat de vídeo con amigos y familiares.

Ideas para chats de vídeo con niños se publicó originalmente en PBS Kids.